Un gran debut

Scherzo

01 de julio de 2011


"La estupenda y elegante articulación de cada frase, que permite escuchar cada nota con absoluta claridad, resulta especialmente apreciable en las virtuosísticas Cento partite sopra passacagli de Frescobaldi, donde virtuosismo y musicalidad se dan la mano de manera afortunada. Gran debut."


El primer trabajo en solitario de Aarón Zapico para Winter & Winter se articula como un paseo por obras de dos de las grandes personalidades de la escritura para el clave (Frescobaldi y Froberger) en uno de los momentos cruciales de la historia del instrumento, cuando sus posibilidades como solista empezaban a reflejarse en un repertorio capaz de abarcar géneros diferentes y de ampliar sus posibilidades expresivas. Admirablemente ha recogido ese sentido el extraordinario músico asturiano en un CD que elude el recurso tanto al repertorio más trillado como a la integralidad de las colecciones.

Agrupa Zapico fantasías, tocatas, suites, danzas sueltas, caprichos… en casi una hora de música que tiene sus momentos de exaltación y de ternura, de virtuosismo y de hondura, sus pasajes de encantadora melodía y sus arabescos polifónicos, sus brincos y sus arrumacos. El hermosísimo Tombeau pour Monsieur de Blancrocher de Froberger cierra el trabajo en una interpretación que no cae nunca en el amaneramiento ni la blandura. Zapico toca una copia de Mietke de sonido incisivo y brillante, que le da un aire de corte fastuosa a las danzas y balletti de Frescobaldi. Fantasías y tocatas tienen en cambio una sonoridad algo más introspectiva, también una línea más suelta y flexible. La estupenda y elegante articulación de cada frase, que permite escuchar cada nota con absoluta claridad, resulta especialmente apreciable en las virtuosísticas Cento partite sopra passacagli de Frescobaldi, donde virtuosismo y musicalidad se dan la mano de manera afortunada.

Gran debut.

Volver a críticas