Inslito estupor: Villancicos, saynetes, cantadas... y una batallaInslito estupor: Villancicos, saynetes, cantadas... y una batalla

Insólito estupor

La Nueva España

Disco: Insólito estupor

01 de marzo de 2008


"El trabajo se titula Insólito estupor y desde parámetros de alta calidad realiza un fascinante recorrido por el Barroco hispanoamericano de la primera mitad del siglo XVIII."

Acaba de editarse un disco de la agrupación de raíz asturiana «Forma Antiqva». El trabajo se titula Insólito estupor y desde parámetros de alta calidad realiza un fascinante recorrido por el Barroco hispanoamericano de la primera mitad del siglo XVIII. Se trata, en su mayoría, de obras procedente de Lima y Cusco en Perú, Bogotá en Colombia o Montevideo en Uruguay. Además de la música ya facturada en el Nuevo Mundo, y que sigue unas premisas estéticas hispanas, hay obra de dos autores españoles como son Matías Durango y José de Nebra. Se trata, por tanto de una sorprendente apuesta interçultural que rastrea caminos comunes desde altas capacidades de selección previa y, después, de calidades interpretativas. Es una muestra de la fusión entre ambas orillas del Atlántico a través de las músicas y los ritmos que se van enriqueciendo con la confluencia y el mestizaje. Dentro de este itinerario existen obras curiosas como «Venid, venid deidades, ópera serenata a quatro voses, y dos violines» de fray Esteban Ponce de León, partitura de cierta impronta italianizante con hermosas melodías en su estructura. A todo este repertorio «Forma Antiqva» le aporta frescura interpretativa y riesgo que no van, ni mucho menos, reñidos con la mayor solvencia y profesionalidad.

Volver a críticas