Amore x Amore: Cantatas para Alto y obras instrumentales de Georg Friedrich HndelAmore x Amore: Cantatas para Alto y obras instrumentales de Georg Friedrich Hndel

Amore x Amore

El pozo y el péndulo

Disco: Amore x Amore

01 de febrero de 2010


"Una vez más, han vuelto a hacerlo: Aarón, Pablo y Daniel Zapico, junto al formidable violagambista Rami Alqhai y el excelente laudista Enrike Solinís, muy bien acompañados por la delicadeza de Xavier Sabata, nos han ofrecido un trabajo diferente, un disco que sobresale por su exquisita personalidad."


De grato acontecimiento puede calificarse la edición de este hermoso disco, Amore x Amore, de los asturianos Forma Antiqva. Y ello por motivos varios: por una parte, la aparición de una nueva grabación del grupo de los hermanos Zapico es de inconcuso interés, teniendo en cuenta la calidad no exenta de originalidad a la que empieza a acostumbrarnos este ensemble; en segundo lugar, el “fichaje” del conjunto por el prestigioso sello muniqués Winter&Winter es en sí mismo un acontecimiento no sólo para Forma Antiqva sino para los intérpretes españoles en conjunto, cuya valía en el panorama internacional de la música antigua empieza a ser debidamente reconocida en sus más amplios méritos; por último, aun circunscrito dentro de los “fastos” del año Händel, este disco cuenta con el atractivo añadido de no ser mera flor de una efeméride, sino el resultado de un trabajo concienzudo y riguroso que además se recrea en un repertorio muy poco transitado por la discografía.
Así pues, nos encontramos ante una grabación de extraña belleza, que viene sazonada por diversas especias: por una parte, la peculiar toma de grabación de Winter&Winter, que huye de la maquillada depuración de los estudios para buscar el sonido más espontáneo y veraz, proporciona una sensación de inmediatez, de concierto privado; por otra parte, el programa, integrado por cinco cantatas de tema amoroso para voz de alto (HWV 118, 125b, 135b, 91a y 109a) que se intercalan con tres piezas instrumentales (HWV 294, 359a, 432), se inviste también de un carácter íntimo, subrayado por la temática, por la sensibilidad interpretativa del contratenor Xavier Sabata, por el tratamiento delicioso del continuo y por las atinadas transcripciones instrumentales (habitual marca de la casa en los Zapico).
Una vez más, han vuelto a hacerlo: Aarón, Pablo y Daniel Zapico, junto al formidable violagambista Rami Alqhai y el excelente laudista Enrike Solinís, muy bien acompañados por la delicadeza de Xavier Sabata, nos han ofrecido un trabajo diferente, un disco que sobresale por su exquisita personalidad.

Volver a críticas