Un paso adelante

La Vanguardia

09 de febrero de 2017


Esta apertura de IberCamera hacia la música del Renacimiento y del Barroco con el grupo Forma Antiqua, con muy buena respuesta del público y un escenario tan adecuado como el del Palau, puede ayudar a consolidar proyectos necesarios en este terreno. Este ámbito , liderado a mucha distancia por Jordi Savall (en calidad, intensidad, dinamismo creativo y apoyos) necesita de mayor pluralidad, tal como se da en Italia o Francia.

Pero las propuestas existentes no llegan a dar ese paso decisivo que requiere un mercado internacional. La Capella de Ministrers no llega en escena –mejor en discografía– a esta posibilidad; algo mejor se mueve en ambos sentidos López Banzo con Al Ayre Español; también con obra de referencia La Grande Chapelle de Recasens; y en otro ámbito, con dos excelentes CD, la Musica Alchemica de Lina Tur. En casa, Vespres d’Arnadí da pasos aunque necesita concentración y programa a más largo plazo. Se requiere apoyo económico y trabajo crítico, por lo que sería hora de ejercitar una política cultural en este ámbito.

La propuesta de Forma Antiqua que lidera la familia Zapico significa, creo, un paso adelante en cuanto a ambición para abordar repertorio de calado. En el programa, obras de Handel, con una suite de los Reales Fuegos de Artificio, interpretada con buenos recursos de la dicción del Barroco, intensidad y energía festiva. Faltó quizá más peso de la cuerda baja ante el protagonismo de los vientos. Siguió una atractiva suite marca de la casa, con números de Purcell, Handel y Telemann, ágil en contrastes y con muy buena gestión de la instrumentación. La segunda parte sumó al contratenor Xavier Sabata en una versión del Stabat Mater de Vivaldi, bien en lo vocal, algo operístico, y prolijo lo instrumental, aunque con algún desajuste dado el equilibrio que requiere la cuerda. Lo mejor, Sabata en el Pianto de Giovanni Sances y más aún el delicado motete “isabelino” de T.L. de Victoria con voz y laúdes. Enhorabuena.

Volver a críticas