Crudo Amor: Dos de Agostino Steffani para soprano y contratenorCrudo Amor: Dos de Agostino Steffani para soprano y contratenor

Lo Mejor de 2016. Artistas, Lives y Editorial

Platea Magazine

Disco: Crudo Amor

31 de diciembre de 2016


Platea Magazine ha seleccionado para vosotros los mejores artistas, espectáculos en vivo y productos editoriales de 2016.

¡Esto es lo que opinan nuestros redactores!

Lo mejor de 2016 por ENRIQUE BERT:

MEJOR PRODUCTO EDITORIAL 2016. Crudo Amor, Forma Antiqva.
Enfrentarse a un mundo nuevo. Tratar de descubrir obras de compositores que por azares de la historia parecen haberse quedado encerrados en un cajón, bajo siete llaves. Encontrar un grupo de curiosos que investiguen el valor de la música, y que esos curiosos se transformen en temerarios al grabar y tratar de vender en este mundo de prisas y ritmos fáciles para que no pensemos en exceso un disco con música de Agostino Steffani. Al menos han conseguido que este adicto al siglo XX le dedique un tiempo de vez en cuando, que este mismo adicto se acerque a sus conciertos en directo y disfrute como pocas veces. La música, las más de las veces, es fruto de la curiosidad. El problema es que la curiosidad produce frustración al darte cuenta cuanto y cuanto te queda por conocer. Esto es lo que me provoca Crudo amor, el disco de Forma Antiqva.

MEJOR LIVE 2016. 3ª Sinf. de Mahler. BFO, Ivan Fischer, Quincena Musical.
Poco podía imaginar el pasado 21 de agosto, dentro de la Quincena Musical, que aquel concierto iba a marcarme tanto: la Budapest Festival Orchestra e Ivan Fischer abordaban, junto al Orfeón Donostiarra, la Sinfonía nº 3, de Gustav Mahler. Una obra que parece no conocer final y una interpretación que lejos de efectismos gratuitos nos/me colocó al borde del abismo, como si el mar que golpea el Kursaal nos llamara a gritos. Todo encajó como una pieza: orquesta, coro, solista,… y por encima de todos la batuta clarividente de Fischer. Y como muestra del logro obtenido ese silencio tras el último acorde, ese silencio que es resultado de la imposibilidad de expresar con la voz lo que sentimos dentro. Un gran concierto de una magna obra de un compositor que parece enamorado de Donostia.

MEJOR ARTISTA 2016. Carlos Chausson.
¡Qué suerte ir a la ópera y encontrarte con un artista! ¿Artista digo? Ar-tis-ta-zo. De esos que cuando abren la boca sabes que te van a cantar algo distinto. Lo que pone en la partitura, sí, pero dicho con arte, con sabiduría, con experiencia, con saber estar, con compañerismo, con alegría, con ganas de trabajar, con magisterio. Y con humildad. Pensando en estas cosas al final me entraron las dudas. No sabía si había ido a escuchar Il barbiere di Siviglia o al mismísimo doctor Bartolo; si había ido a escuchar Don Pasquale o al gruñón homónimo. Al final, me he decidido por aceptar que, en el fondo de mi corazón, obtuve en ambos casos lo que quise: escuchar a un grande de la lírica, a don Carlos Chausson.

Volver a críticas