Por la ruta del primer Barroco

Diario de Cádiz

15 de mayo de 2006


"...no supuso sino un dato más que refrendaba lo ya dicho sobre la profesionalidad y calidad del grupo. Enhorabuena."

Los imponderables, sin embargo, no mermaron ni mucho ni poco la calidad y profesionalidad del grupo, incluso, diríamos, que la potenciaron al salir tan airosos del trance. Que se rompiera la primera cuerda del violoncelo en plena actuación, y que para aliviar la espera del respetable mientras la reponían se interpretara, ya a la guitarra, ya al chitarrone, sendas piezas de la época –imprevistas y al vuelo–, no supuso sino un dato más que refrendaba lo ya dicho sobre la profesionalidad y calidad del grupo. Enhorabuena.

Volver a críticas