Como un masaje a los oídos

La Nueva España | Eduardo García

16 de diciembre de 2013


Un masaje para los oídos, a los que tanto maltratamos. "Forma Antiqva" presentó ayer en el Museo de Bellas Artes de Asturias su octavo disco, una pequeña maravilla adelantada para un numeroso grupo de privilegiados que se dio cita en el patio de la pinacoteca. "Ópera Zapico" es un conjunto de arias y oberturas de música barroca, desde Monteverdi a Mozart o, lo que es lo mismo, desde principios del siglo XVII a finales del siglo XVIII. El disco tiene toda la traza de convertirse en uno de los acontecimientos musicales del año en este sector de la música antigua en el que Asturias tiene representación de lujo.

Grabado en marzo pasado en el auditorio Príncipe Felipe, en Oviedo, los hermanos Zapico (Aarón, Pablo y Daniel) siguen fieles al prestigioso sello alemán Winter & Winter. Abordan un proyecto "cuya magnitud desconocíamos cuando comenzamos a madurar la idea", explicaba ayer entre aria y aria Daniel Zapico. Son temas que no responden a ningún canon estético ni a una lista de grandes éxitos, pero que representaban un reto adicional, su adaptación instrumental, sin voz por medio.

Muchos de los nombres de los compositores incluidos en el disco son muy conocidos, como Henry Purcell, Haendel y los ya referidos Monteverdi y Mozart. Otros se escapan de la información de buena parte del público, como Johann Christian Bach, uno de los veinte hijos de Johann Sebastian, los italianos Stefano Landi y Antonio Caldara, el francés Jean-Philippe Rameau y el español José de Nebra. Del veneciano Caldara (1670-1736) los Zapico interpretaron ayer un aria de la ópera "Il più del nome", estrenada en Barcelona en 1708 y convertida en la primera ópera italiana representada en suelo español.

"Estamos como en casa, en un escenario ajeno a las salas de concierto y en un horario alternativo, en contacto con un público diferente", dijo Pablo Zapico. Era verdad. Un público de domingo que se dio el gustazo de escuchar un concierto de casi una hora en el que fue incluida la mayor parte de los temas que componen "Ópera Zapico".

Una ópera al revés

Un disco en cuya trastienda hay mucho talento y esfuerzo. Aarón Zapico sabe que "esto no hubiera sido posible sin el apoyo de la Consejería de Educación y Cultura y el Ayuntamiento de Oviedo y sin tantos amigos con los que tenemos una empatía absoluta", señaló tras el concierto.

Músicos como David Mayoral, François Joubert-Caillet y Lluís Coll. En el último tema del CD, una enormidad de canción de Purcell titulada "Thanks to these lonesome vales", colaboran los integrantes del Coro "El León de Oro".

Los temas tienen instrumentos base: el órgano y el clave de Aarón, la tiorba de Daniel y la guitarra barroca y el archilaúd de Pablo. "Este conjunto", señala la discográfica, "compone una ópera imaginaria para tres instrumentos que son a la vez solistas y orquesta, formando una ópera al revés, subvertida, transmutada y disfrazada". Música pura, historia operística.

La idea de tres instrumentos convertidos en orquesta pudo ser degustada por los espectadores en toda su extensión. Si uno cerraba los ojos, cabía preguntarse: ¿están tocando tres músicos o son en realidad veintitrés? La magia del Barroco.

Desde que en noviembre de 2008 "Forma Antiqva", grupo que ve la luz en 1998, firma con la discográfica muniquesa Winter & Winter, las cosas no les pueden ir mejor a los asturianos, comenzando por aquel "Amore x amore", de 2009, cantatas de Haendel con la participación del contratenor Xavier Sabata.

"Es que en la casa de discos nos lo permiten casi todo", afirmaba ayer orgulloso Aarón Zapico. "Acogieron este nuevo proyecto nuestro con entusiasmo", recalcaba su hermano Daniel.

Volver a críticas