Una forma moderna de interpretar la Forma Antiqva

Ritmo

Espectáculo: Sancta Ovetensis

01 de julio de 2012


"La interpretación del conjunto fue fresca y contrastante, siguiendo las corrientes europeas, con tempos acertados y caracteres bien definidos según el estilo de cada pieza"


El penúltimo concierto del VI Ciclo de Músicas Históricas de León titulado "Diálogos Barrocos Norte-Sur", patrocinado por el CNDM, estuvo protagonizado esta vez por Forma Antiqva, conjunto barroco de gran versatilidad en sus miembros pero del que nunca faltan los hermanos Zapico, con Aarón, el clavecinista, a la cabeza.

De entre el repertorio que interpretaron destacó por su novedad y su buena factura Joaquín Lázaro (1746-1786). Compositor de origen turolense, desempeñó el cargo de Maestro de Capilla de la Catedral de Oviedo, dejando allí el grueso de su producción, coetánea del Clasicismo.

Forma Antiqva puso en atril cinco arias paralitúrgicas que, aunque un poco repetitivas formalmente hablando, interpretó con gran convicción la soprano María Espada. Es esta tiple una de las más destacadas en el panorama actual de la interpretación histórica, con un estilo impecable al que acompañan un excelente volumen y una soberbia claridad en la dicción.

La interpretación del conjunto fue fresca y contrastante, siguiendo las corrientes europeas, con tempos acertados y caracteres bien definidos según el estilo de cada pieza, demostrando la música de Joaquín Lázaro estar a la altura de la de sus compañeros de programa: Vivaldi y Telemann.

Volver a críticas