Sublime actuación de la Orquesta y Coro Barrocos de Roquetas de Mar

La Gaceta de Almería

08 de abril de 2012


"Fue una delicia para los sentidos escuchar y presenciar este precioso trabajo"


Sublime actuación de la Orquesta y Coro Barrocos de Roquetas de Mar. Bajo la dirección de Aarón Zapico interpretaron 'Membra Jesu Nostri' en la parroquia de El Puerto. Siete cantatas de 1680 se dedican a las partes del cuerpo del crucificado. Actuación también en la Catedral de Almería.

Sublime actuación la que se pudo presenciar a partir de las ocho de la tarde del pasado sábado por parte de la Orquesta y Coro Barrocos de Roquetas de Mar en la parroquia de San Joaquín y Santa Ana, en el barrio de El Puerto. Se interpretó la obra religiosa 'Membra Jesu Nostri', escrita por D.Buxtehude, bajo la dirección del organista Aarón Zapico.

Fue una delicia para los sentidos escuchar y presenciar este precioso trabajo en el marco de un templo construido hace apenas tres años, repitiéndose la actuación el domingo en la Catedral de Almería, una singular iglesia-fortaleza levantada hace cientos de años.

'Membra Jesu Nostri' (Los miembros de nuestro señor Jesús), es un ciclo de siete cantatas compuestas por Dietrich Buxtehude en 1680 y dedicado a Gustav Düben. La letra, Salve mundi salutare, también conocida como Rhythmica oratio, es un poema atribuido a San Bernardo de Claraval (1153) o bien a Arnulfo de Lovaina (1520), ambos de la orden cisterciense. Cada una de las siete partes en que se divide esta obra está dedicada a una parte del cuerpo crucificado de Jesucristo: pies (pedes), rodillas (genua), manos (manus), costado (latus), pecho (pectus), corazón (cor) y cabeza (faciem).

Las letras latinas que interpretaban los solistas y el coro eran traducidas en la voz de Juan José Ruiz Plaza, siendo uno de los momentos más emotivos cuando se apagaron las luces del templo mientras continuaba la actuación. Actuaron como solistas las sopranos Cristina Bayón y María Jesús García; como contratenor Gabriel Díaz; Francisco Fernández, tenor y Pablo Acosta, bajo.

La Orquesta Barroca estuvo compuesta por los violines primeros Marta Fernández, Alejandro Torrente y Héctor Robles; violines segundos, Pablo Romero y María del Mar Ibáñez; violonchelo, Javier Salinas y Juan Tripiana; contrabajo, Javier Utrabo; viola da gamba, Belinda Sánchez-Capuchino, y tiorba, Mabel Ruiz y Miguel Ángel García.

El coro estaba formado por las sopranos María Ángeles Castaño, Maite Ordaz, María del Carmen Hernández, Dina Cherkyez, Rocío Correa y María del Mar Ortiz; contraltos Desireè Manzano, María Cruz Calvo y Clara Ferreira; tenores, Juan Francisco Manzano, José Manuel Jiménez y Fernando Campos, cantando como bajos, Andrés Asensio, Javier Muñoz, Pablo de Coupaud y Juan José Marrufo.

La exquisita formación interpretó sonatas, arias, conciertos y conciertos a tres voces bajo la magistral dirección de Aarón Zapico, un asturiano que es uno de los clavecinistas españoles más activos, quien comenzó a interesarse por la clave y la música antigua asistiendo a cursos y seminarios con los más renombrados especialistas, finalizando su diploma de solista de clave con la felicitación unánime del tribunal en el Real Conservatorio de La Haya. Zapico es el clavecinista y director de 'Forma Antiqua', conjunto residente del Auditorio Palacio de Congresos Príncipe Felipe de Oviedo y artistas exclusivos del sello alemán Winter & Winter, actuando en los festivales más importantes de España y de diversos lugares del mundo, desde Singapur a China o Brasil, entre otros países.

El maestro asturiano ha colaborado también con grupos como Camerata Iberia, Euskal Barrokensemble, Real Cámara o la Orquesta Sinfónica de Galicia, habiendo dirigido asimismo diversas producciones en festivales como la Semana de Música Religiosa de Cuenca o el Festival Internacional de Música y Danza de Granada, entre otros.

Este clavecinista, actuando el sábado en Roquetas y el domingo en la Catedral de Almería, ha impartido clases magistrales en Australia o Singapur, entre otras ciudades, siendo director artístico de la Academia de Música Antigua de Gijón y del Festival de Música Antigua de la ciudad asturiana. Aarón Zapico, profesor de clave en el Conservatorio Superior del Principado de Asturias, ha grabado su primer disco en solitario, 'Phantasia', con obras de Frescobaldi y Froberger, logrando el reconocimiento de la crítica especializada.

Volver a críticas