Concierto Zapico

El Periódico de Aragón

Espectáculo: Concerto Zapico

14 de diciembre de 2011


"... mostrando un dominio de los múltiples procedimientos técnicos que les permiten obtener una paleta infinita de timbres, colores y articulaciones que propician la necesaria variedad en un programa fundamentado en la variación y el background."


A principios de 1600, Francesca Caccini La Cecchina, una mujer de carácter fiero y emprendedor, afronta sus primeras actividades musicales bajo el estandarte familiar de Concerto Caccini, junto a otros miembros de su familia. Esta iniciativa musical es el germen de Concerto Zapico que reúne a los tres hermanos Zapico, Aarón al clave, Pablo a la guitarra barroca y Daniel a la tiorba, con el mutuo empeño de explorar y ampliar sus posibilidades como músicos. Este es el núcleo mínimo del conjunto Forma Antiqva que viene desarrollando una exitosa carrera profesional por todo el mundo.

El repertorio elegido para el concierto se enmarca dentro del repertorio ibérico-italiano de los siglos XVII y XVIII que, por estar fundamentado en sus propios instrumentos, les resulta muy próximo y familiar. Resultó muy interesante su inmersión en dichas obras aprovechando todas las posibilidades expresivas que les permiten sus espléndidos instrumentos mostrando un dominio de los múltiples procedimientos técnicos que les permiten obtener una paleta infinita de timbres, colores y articulaciones que propician la necesaria variedad en un programa fundamentado en la variación y el background. Esta jam session, basada en una práctica habitual de la época barroca, nos sorprende gratamente porque recupera la conexión íntima del intérprete creador con la música que ejecuta, faceta que perdió el músico occidental en el siglo XIX favoreciendo otras vías de desarrollo espléndidas pero que cercenaron, de alguna manera, la valiosa aportación del músico ejecutante.

Fue una lástima que este concierto no tuviera la propaganda que merece y que supuso una discreta, pero entendida y entusiasta audiencia. Es una inmensa suerte para nuestra comunidad tan estrechamente vinculada a la música antigua, la aportación que Daniel Zapico como profesor de Cuerda Pulsada del Renacimiento y del Barroco en el Conservatorio Profesional de Zaragoza. Esta tierra fecunda en organistas, clavecinistas e importantes conjuntos especializados, cuenta con un nuevo baluarte. Bienvenido.

Volver a críticas