'Dido y Eneas' para contar el acoso escolar

Rafael R. Villalobos y Aaron Zapico actualizan la primera ópera de Purcell en un montaje destinado a niños y adolescentes.

18 diciembre 2015

La reina de Cartago se convierte en una chica perfecta y el héroe troyano, en un cantante pop. Pero la ópera de Henry Purcell (1659-1695) sigue siendo la misma en esta versión de 'Dido y Eneas' que ocupa las mañanas del Teatro Real durante este fin de semana. Un montaje familiar dirigido por Rafael R. Villalobos en lo escénico y por Aaron Zapico en lo musical que pretende actualizar uno de los títulos más conocidos del barroco sin desvirtuar o mutilar su naturaleza.

"A veces vemos cómo se hacen refritos o reducciones cuando se hacen óperas para niños. Pero nuestra idea no era hacer un 'pequeño barbero de Sevilla', sino la ópera tal cual, pero cambiando el receptor de la misma por niños, como en este caso", explica Villalobos. Un reto que, sin embargo, aporta posibilidades pedagógicas en una doble vertiente. "Por un lado, explica lo que es la ópera hoy, desde una dramaturgia contemporánea. Pero luego se puede lanzar un mensaje que tenga ver con su propia realidad. Porque no hay que olvidar que la ópera tiene un componente social muy importante y que cuando vemos desde fuera los problemas los entendemos mejor".

Este montaje de 'Dido y Eneas' se subtitula "un cuento 'hipster'" y Villalobos lo justifica señalando que "la música barroca tiene muchas conexiones con la actual" y que la generación de Purcell podrían ser considerados como "los tatarabuelos de los 'hipsters', en cuanto artistas totales". Pero hay muchas más claves dentro de la pieza que la conectan con la actualidad, apunta el director de escena: "Los dos temas fundamentales aquí son el amor, en primer lugar, pero también el odio que Dido despierta por ser quien es". En ese sentido, Villalobos dice sentirse orgulloso de haber ahondado en esa parte del libreto a través de detalles como los personajes. "En la ópera hay un personaje, que es la segunda amiga de Dido, que no tiene nombre, una segundona que nunca destacará, pero que se acaba convirtiendo en la gran antagonista, que participa en las burlas a su compañera por miedo que se lo hagan a ella y que, en un momento, canta un aria en la que compara a Dido con Acteón, que fue atacado por sus propios perros".

Aquí son los propios amigos de Dido los que se ríen de ella y la 'reina' acaba cosechando el odio de celosos, enamorados o aquellos a los que ha hecho daño, sin querer, jugando en una fiesta de cumpleaños. "Un tema cuya deriva nos hace pensar en el 'bullying' y en la agresión psicológica que vemos continuamente", sentencia. "Hay códigos para los que un niño es mucho mejor receptor que un adulto", apunta al respecto Villalobos, "porque los niños tienen esta capacidad de jugar que solemos perder al llegar a la mayoría de edad".


Del barroco al rock

Igual que en lo escénico no hay necesidad de cortar o transformar, la propia partitura de Purcell ofrece a Aaron Zapico y su conjunto Forma Antiqva un margen amplio para acercar esta pieza de hace cuatro siglos al presente. "Tanto por su estructura interna como externa, la música barroca es similar a ciertas formas de pop y de jazz. Todo el folklore popular, y también el rock bien hecho, bebe de la música barroca", sentencia Zapico. E insiste en lo señalado por Villalobos sobre los creadores de aquella época, "gente muy viajada que desataron un gran trasiego de información y cultura durante aquel periodo".

También, que entonces "la música era muy permeable, no era intocable, y las piezas se arreglaban al momento y para cada ocasión". Las partituras de este periodo, sostiene el director musical, "son un guión", y "lo que está escrito no llega al 40% de lo que suena".

Por cuestiones como estas, se trata de composiciones para las que los niños son especialmente receptivos, como en este caso: un montaje de una hora de duración en el que las diferentes partes que lo conforman oscilan no pasan de los dos minutos, por lo que "se mantiene la atención del niño en todo momento".

El interés de Zapico con este proyecto "no es la recreación, la exhumación y la representación fidedigna de lo que era entonces una representación de ópera, porque es imposible", señala. "Me interesa crear. Y también educar. Hay que darle de comer cosas nuevas que amplíen su dieta. Porque, afortunadamente, no hay una única manera de hacer ópera".

Darío Prieto

Enlaces

http://www.elmundo.es/cultura/2015/12/18/5673534cca474129608b45ac.html

Premios

Premio GEMA al Mejor Grupo de Música Barroca (s. XVIII) y del Clasicismo 2016.

Premio GEMA a la Mejor Producción Discográfica 2016 por "Crudo Amor - Agostino Steffani" (Winter & Winter).

"Asturiano del Mes" del periódico La Nueva España, Excelente Audio Clásica, Excepcional Scherzo, Goldberg 4 estrellas, "Grupo del Año 2010" de la TV del Principado de Asturias, Melómano de Oro, Nomination ICMA 2011, 2012 & 2014, Prelude Classical Music, "Premios de la Música en Asturias" 2012, Premio Serondaya a la Innovación Cultural 2012, Recomendado CD Compact, Ritmo Excelente, Supersonic Pizzicato.

Patrocinadores

TaxiOviedo: transporte oficial en Asturias

Contacto

Universo Zapico
gerente@universozapico.com
www.universozapico.com

(+34) 657 987 290
c/ Ramón y Cajal, 18 - 3º Izq.
33900 Langreo, Asturias (España)

Aviso legal

Información y aviso legal