Los Zapico van a la ópera

El conjunto asturiano Forma Antiqva, uno de los más influyentes entre los grupos barrocos españoles, se acerca en su último disco a la lírica

29 septiembre 2013

Entrevista por Pablo J. Vayón para El Diario de Sevilla.

Los hermanos Aarón, Pablo y Daniel Zapico fundaron Forma Antiqva a principios de siglo. En apenas una década el conjunto se ha convertido en uno de los más prestigiosos dentro y fuera de España, como muestra su contrato exclusivo con el sello alemán Winter&Winter en el que en esta semana presentan su nuevo trabajo.

–¿Cómo surgió la idea de Opera Zapico?
–[Pablo Zapico] Días antes de reunirnos con Stefan Winter para hablar de nuestro siguiente disco estuvimos bromeando para crear nuevos y locos proyectos a partir de nuestro apellido. De entre ellos surgió Opera Zapico. Nos pareció una idea buenísima, pero dificilísima de ejecutar.
–[Aarón Zapico] Llegamos a la reunión con el ánimo de proponer un Concerto Zapico II, dado el éxito que había tenido y aún tiene ese programa tanto en concierto como en disco.
–[PZ] Recuerdo perfectamente la cara con la que nos quedamos cuando Stefan nos dijo que tenía que ser algo diferente. Que el mercado discográfico funcionaba así; que aún era muy pronto para un Concerto Zapico II. “¿Qué más se os ocurre?”, nos preguntó. Y sin pensarlo mucho replicamos: “También habíamos pensado un Opera Zapico”.
–[AZ] A Stefan se le iluminó la cara y nosotros volvimos a casa con un reto enorme.

–¿Cómo hicieron la selección del material?
–[Daniel Zapico] La idea nació a partir de las numerosas fuentes existentes que nos invitaban a crear nuestro propio repertorio a la manera en que lo hacían los músicos de la época, como Robert de Visée, que hizo transcripciones de ópera para tiorba, o William Babell, que las hizo para el clave. A partir de ahí, las arias seleccionadas debían simplemente ser las más bonitas.
–[PZ] Arias de baúl conocidas por el público.
–[DZ] Exacto. Cada uno de nosotros escogió sus arias preferidas. Una vez creado el grueso del programa, vimos que el recorrido que trazábamos era completísimo y quisimos rellenar algún hueco para ir de Monteverdi a Mozart con óperas de toda Europa en intervalos de 30 ó 40 años.
–[AZ] Por lo demás, nos hemos enfrentado a plantillas que iban desde la voz y el continuo hasta orquestas de lo más completas, sin que esto nos cohibiera.

–Junto al trío básico este disco reúne a una serie de colaboradores del grupo.
–[AZ] Sí, la idea fue de Stefan Winter. Nos pareció una iniciativa muy interesante y enseguida nos pusimos manos a la obra. La elección fue relativamente sencilla, pues tenemos el grandísimo lujo de tocar regularmente con unos compañeros excelentes y, así, hemos invitado a gente con la que llevamos prácticamente toda la vida tocando y respira como nosotros, como el cornetista Lluís Coll o el flautista Alejandro Villar.
–[DZ] O François Joubert-Caillet, un violagambista con quien comenzamos una fructífera relación el año pasado en un maravilloso Dido & Aeneas. Y otros excelentes músicos con los que nunca habíamos hecho nada en Forma Antiqva, aunque sí habíamos coincidido en otros proyectos, como el percusionista David Mayoral.
–[AZ] Y colaboraciones muy especiales, como la del coro El León de Oro, asturianos como nosotros, y con los que haremos una Pasión según San Juan en abril.

–¿Cómo se estructura el CD?
–[DZ] Está hecho en cuatro partes. Tres de ellas concebidas por cada uno de nosotros y la cuarta por los músicos invitados, a quienes propusimos arias en las que ellos asumieran la voz solista, la del cantante original. Eso nos garantizaba un cambio de color radical en el conjunto.

–¿Qué tratamiento estilístico dan a este repertorio?
–[PZ] Hay dos cosas que hemos perseguido en todo el disco: el aire cantabile y la variedad tímbrica. La primera porque estábamos sustituyendo a la voz por un instrumento, que es el mayor reto al que se puede aspirar, especialmente si tu instrumento no es melódico. Y la segunda, porque debíamos sonar como una orquesta completa. Debíamos conseguir que el público se olvidara de que faltaban voces o instrumentos. Para ello, exploramos un sinfín de sonoridades y de roles.

–¿Qué tiene de novedoso Opera Zapico?
–[PZ] Opera Zapico es novedoso en toda su amplitud. Puede gustar más o menos porque es un repertorio conocido interpretado de una forma diferente. Y en la ópera es difícil presentar cosas nuevas musicalmente hablando. Pero es la propuesta que queríamos hacer. Quizá dé pie a nuevas versiones de ópera en concierto, digamos que de ópera de bolsillo o de ópera de cámara. O quizá anime a otros intérpretes a explorar esta práctica, la transcripción. A no limitarse a las partituras, sino al lenguaje que de ellas podemos extraer.

–¿Cómo es la relación con un sello tan especial como Winter&Winter?
–[AZ] Creo que es incuestionable el hecho de que Winter&Winter es un sello con una fuerte personalidad. Casi diría quede culto en ciertos aspectos. Stefan tiene muy claro cómo tiene que ser su producto y no se vende al mainstream. Eso es algo digno de admirar en estos tiempos.
–[PZ] A uno le puede gustar más o menos cualquier disco de su catálogo pero seguro que lo encuentra especial, único. No sólo por las interpretaciones, también por el mimo con el que está cuidado todo el producto.
–[AZ] Somos muy afortunados por estar en una discográfica como Winter&Winter. Nos sentimos queridos y escuchados. Y casi todo lo que se nos pueda ocurrir tiene cabida.
–[DZ] La libertad a la hora de escoger repertorio y de cómo, cuándo y con quién interpretarlo es absoluta. Confían totalmente en nosotros y nos sentimos muy honrados por ello. Además, Stefan Winter y todo su equipo (Mariko Takahashi y Adrian von Ripka, principalmente) se preocupan concienzudamente de que la grabación discurra con la más absoluta normalidad y de que todo esté previsto y controlado.
–[PZ] Tenemos un convenio con el Auditorio de Oviedo que, además de darnos la oportunidad de ofrecer varios conciertos al año, también nos permite usar sus instalaciones para grabar. Eso es un lujo. Un sueño hecho realidad.

–¿Cuáles son sus proyectos más inmediatos?
–[AZ] Además de los conciertos propios de la temporada, que incluye grandes citas para nosotros, pues debutaremos en un repertorio de una complejidad extrema, como la Pasión según San Juan de Bach, o la presentación de nuevos programas en muy diferentes ciclos y países, tenemos en mente varias cosas para el medio y largo plazo. Quizá el más inmediato sea una selección de dúos de Agostino Steffani, que hemos presentado este verano en el Ludwigsburger Schlossfestspiele junto al contratenor Carlos Mena y la soprano Mariana Flores. También revolotea por nuestras cabezas Gluck y su Don Juan o la segunda parte de Concerto Zapico. Pero esas son otras historias, que llegarán a su tiempo, porque ahora estamos centrados en un presente maravillosamente excitante y estimulante.

Enlaces

http://www.operazapico.com/

Premios

Premio GEMA al Mejor Grupo de Música Barroca (s. XVIII) y del Clasicismo 2016.

Premio GEMA a la Mejor Producción Discográfica 2016 por "Crudo Amor - Agostino Steffani" (Winter & Winter).

"Asturiano del Mes" del periódico La Nueva España, Excelente Audio Clásica, Excepcional Scherzo, Goldberg 4 estrellas, "Grupo del Año 2010" de la TV del Principado de Asturias, Melómano de Oro, Nomination ICMA 2011, 2012 & 2014, Prelude Classical Music, "Premios de la Música en Asturias" 2012, Premio Serondaya a la Innovación Cultural 2012, Recomendado CD Compact, Ritmo Excelente, Supersonic Pizzicato.

Patrocinadores

TaxiOviedo: transporte oficial en Asturias

Contacto

Universo Zapico
gerente@universozapico.com
www.universozapico.com

(+34) 657 987 290
c/ Ramón y Cajal, 18 - 3º Izq.
33900 Langreo, Asturias (España)